Bobby, la mascota de Edimburgo

Si hay una cosa que llama la atención de Edimburgo (entre otras muchas) es lo habilitada que está para nuestros queridos amigos caninos, que la pasean con una sonrisa en sus rostros y con la lengua al viento.
Los perros me parecen una de las cosas más maravillosas que existen y me parece admirable encontrarme con ciudades así, que ponen todo su esfuerzo para que tener un perro sea de todo menos un problema.
Edimburgo además cuenta con una bonita y a su vez triste historia ligada a un pequeño perro llamado Bobby, que permaneció durante 14 años junto a la tumba de su dueño fallecido en el cementerio de Greyfriars. A día de hoy Bobby no sólo descansa más o menos cerca de su dueño, sino que hay alrededor de él toda una serie de monumentos y homenajes, desde una pequeña escultura a la salida del cementerio, hasta un pub y un merecido rincón en el Museo de Edimburgo, donde se exponen su cuenco, collar y diferentes grabados y dibujos de la gente de la época.
Una historia del pasado que permanece en el presente, Edimburgo conjuga muy bien ambas cosas.

Bobby

Kirk

Bobby...

Anuncios
2 comentarios
  1. Elisa dijo:

    No sabìa que te habìas hecho un blog!! me parece una idea genial, todo lo de las fotos y las historias!!

  2. ¡Esa es la idea!, hacer una especie de blog de viajes con curiosidades, historias y consejos, y añadirle el resto de cosas que me gustan poco a poco.
    Posiblemente en el siguiente viaje escriba una especie de diario.
    Me alegro de que te haya gustado!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: