Ta Prohm y Beng Mealea

Camboya se encuentra ahogada por la selva, y los templos, la mayoría de ellos abandonados en Siem Reap, están no sólo rodeados de ella, sino que también han sucumbido al poder de sus raíces, que han atravesado muros de piedra y devorado estructuras enteras dotando de casi todos los templos, especialmente estos dos, un ambiente de naturaleza dominante espectacular.

Mientras Ta Prohm es la estrella de la función y uno de los templos con más “tráfico” de visitantes por sus espectaculares ramas cubriendo todo, Beng Mealea es todo lo contrario, un templo bastante alejado del grupo principal de Angkor y que se recorre prácticamente en solitario, atravesando una ventana rota de uno de los muros y luchando contra la oscuridad de sus entrañas, un largo pasillo de piedras desmoronadas que llegan hasta el patio central del templo con la ayuda, o no, de un pequeño grupo de niños que hacen de guía entre risas, mientras te cuentan historias de tigres agazapados entre las ramas y te aconsejan qué árbol es el más fuerte para treparlo.

Es de los mayores atractivos que tienen las construcciones del imperio jemer, todavía hoy se recorren con cierta soledad, en ocasiones, una soledad completa, con sólo el sonido de la selva y el crujido del suelo al pasar las hormigas, como testigo de tu presencia.

Es mío...

Raíces oscuras

Dog in trees

Buda entre sombras

Ta Smile

Echando raíces

Beng Mealea

Muralla

Inquietante

Guía

Terrazas rotas

Mind your head

Pared decorada

Unidas

Anuncios
2 comentarios
  1. Elisa dijo:

    Eso si que es lujo, el ir casi solo por estos parajes, asi si que empatizas con el sitio, lo malo del turismo es eso, los turistas, 27.000 japoneses echando fotos a todo, o los tìpicos que se tienen que poner al lado de todos los monumentos y hacer caritas, (me estoy acordando de la tumba de O.Wilde), pues lo dicho, preciosas las fotos y precioso el sitio! y como siempre, un poco de odio te tengo:P

  2. La verdad que lo peor es eso, la masificación, algo que te puede fastidiar completamente la experiencia de un sitio en concreto. A mi me gusta la gente en las ciudades, le da encanto el movimiento, pero en sitios como éste lo que uno más busca es prácticamente la soledad, y es una gozada que todavía haya sitios así en el mundo… aunque de vez en cuando te encontrabas con el típico grupo de japoneses, que no sólo se hacen mil fotos, además son unos maleducacos increíbles en su gran mayoría! jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: