Cine de culto, El año pasado en Marienbad

Un extraño hotel es testigo del encuentro de dos supuestos amantes. Ella, que está casada, se sorprende de la insistencia del hombre, que afirma que hace un año, en el jardín de Marienbad, hizo la promesa de que se entregaría a él.
Pero ella no parece recordar ese encuentro…

Bajo esta aparentemente sencilla premisa, Alain Resnais crea una obra sublime, una especie de poesía sobre el paso del tiempo en el que la realidad y el sueño se entremezclan en un pequeño bucle que cuando parece tener salida se vuelve a enrollar en sí mismo.
Una película hermética, que roza el documental y en la que las mayoría de las frases flotan en el aire mientras la cámara recorre los largos pasillos de un turbador hotel que parece un limbo de ángeles y demonios, de juegos de cartas con un sólo ganador posible, la muerte o la vida, según se mire.
El espacio y el tiempo son las armas de un viaje que simplemente hay que disfrutar, dejándose llevar por la belleza de sus imágenes, el hipnotizante acento francés de sus diálogos y sobre todo, su capacidad para crear una atmósfera única en la que todo tiene una importancia formal que roza la perfección.

Anuncios
2 comentarios
  1. El tiempo, sin duda, uno de los temas imprescindibles para entender a Resnais, un cineasta extraordinario. Aunque seguramente, mi favorita suya sea Hiroshima, Mon Amour.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: