Léolo

“Un vendedor ambulante grita en el vacío.
Todavía queda suficiente sangre esta mañana para emborronar cien páginas.
Todavía hay gente que las compra para satisfacer su rabia.
Desenfundo mi pistola y disparo a los coches.
Miro el cañón y apunto a mi padre.
Me gustaría coger un petardo grande como el planeta y metérselo por el culo.
Porque estoy esperando el autobús y eso es todo.
Porque seguiré esperando la semana que viene, y eso es todo…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: