La Torre de Belém y Jerónimos

Esta obra de Francisco de Arruda que flota a las orillas del Tajo es una de las joyas de la particular arquitectura manuelina, una especie de amalgama de detalles que condensan en pocos centímetros todo tipo de símbolos marítimos y de navegación de la época.
El resultado son estructuras que parecen vivas y que se van entrelazando a medida que van emergiendo de la piedra.
El Monasterio de los Jerónimos es otra obra aún más impresionante, especialmente el espectacular claustro y el interior, con columnas en que se expanden por el techo en forma de redes y tantos detalles como granos de arena de una playa portuguesa.
Dos de las numerosas estrellas de este barrio de Lisboa, muy bien acompañadas de una de las pastelerías más conocidas del mundo, con sus crujientes bocados de crema esperando ser probados y degustados una y otra vez y con todo el encanto y sabor de una zona especialmente creada para homenajear la época de los descubrimientos.

Balcón

Navío a la vista

Pescando

Belem F.C.

Virgen y niño

En la piedra

Caracol

Claustro manuelino

Red

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: