Cementerio de piedra y mármol

El cementerio judío de Praga no sólo es el más antiguo de Europa, sino también uno de los más visitados. Formado por unas 12.000 lápidas de piedra casi destruidas, recorrerlo se convierte en un paseo de atmosférico dolor, en donde las tumbas se amontonan unas sobre otras albergando todo tipo de bajorrelieves y esculturas, si bien la sensación general es mucho más discreta, con lápidas con unos pocos escritos y poemas y adornadas por pequeñas piedras que se amontonan encima de sus gruesos bordes. Debajo de ellas se amontonaron por falta de espacio más de 100.000 cuerpos y uno de sus inquilinos más conocidos es el rabino Judá Loew, un maestro religioso relacionado estrechamente con la historia del Golem, una criatura de barro creada por el propio Loew para defender a todos los judíos de Praga pero que terminó, según la leyenda, volviéndose totalmente incontrolable.

Tumba

Piedra con historias

Troncos y hojas

De pie

Piedra

Flor de piedra

Un lugar, al igual que todo el barrio judío de Josefov, imprescindible en Praga, aunque como suele ser habitual, una auténtica montaña rusa de visitantes, que lo recorren ávidamente y a veces sin mucho respeto, pero siempre hay momentos para recorrerlo en solitario, y es ahí, con el leve murmullo del viento y de la ciudad más allá del muro que lo bordea, cuando cada sombra de cada lápida te baña con todo su poder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: