Rano Raraku

Si hay que elegir un lugar de toda la isla lo más probable es que la decisión sea Rano Raraku, posiblemente el lugar más célebre de Rapa Nui.

Rano Raraku

Recorrerlo es extraño y misterioso, apodado como “la guardería”, el volcán era la cantera en donde se tallaban los moai y su estado actual es una especie de museo al aire libre en el que se ven a los gigantes de piedra en todas sus etapas de construcción posibles, estando la gran mayoría abandonados a medio camino entre su origen y su posible destino final y otros muchos emergiendo de la roca como si fueran los esclavos inacabados de Miguel Ángel.

Varios Moai

La mayor concentración de moai de la isla es un enorme viaje sobre el origen e historia de estos rostros de pronunciado perfil, y resulta impresionante pasar a su lado y quedar apabullado por su enorme tamaño, con rostros de inmenso poder que esconden un larguísimo cuerpo a día de hoy enterrado en las laderas del volcán.

Escondido en la ladera

Enorme

Aquí también se haya el moai más grande jamás tallado, de unos 22 metros de altura y que se haya todavía incrustado en la roca de Rano Raraku, esperando a ser levantado y cuya posición actual da la impresión, al igual que con muchos moai del lugar, de que su tallado se frenó repentinamente.
Ampliamente visitado, nuevamente recorrerlo solo es relativamente fácil si se espera a que empiece la tarde, creando un paseo espectacular en el que el entorno se vuelve introspectivo y parece que nada más existe a su alrededor, sólo la lejana imagen de Tongariki, fácilmente visible junto a una de las figuras más curiosas del lugar, un moai de cabeza más humanizada con una especie de perilla faraónica y que se encuentra de rodillas mirando al volcán.

Enterrado

Perfil Rapa Nui

Cabezón

Tongariki desde Raraku

El gigante

Caídos, rotos, boca arriba, inclinados y abandonados, todos tienen en común la fascinación y obsesión que llegaron a producir hace siglos, totalmente presente en el método de trabajo que más o menos puede apreciarse en la formada roca y en sus moai destrozados al final de la ladera, posible ejemplo de las múltiples decepciones que llegaron a tener sus talladores a la hora de transportarlos. También llama mucho la atención el torso de un moai con un petroglifo de una especie de navío, dejando volar la imaginación hasta límites insospechados como queriendo volver atrás en el tiempo y ver la historia con tus propios ojos.

Barco

Una de las visiones más sorprendentes se encuentra al acceder al cráter, a día de hoy una espectacular laguna de agua dulce en donde los caballos nuevamente hacen acto de aparición y en donde un reducido grupo de moai nuevamente emerge del suelo con la particularidad de poseer unos rostros más compungidos. Aquí me sorprendió mucho ver una excavación arqueológica en la que se podía ver como las enormes cabezas esconden un cuerpo aún más grande, con dos figuras medianamente desenterradas y que dejaban ver parte de su cuerpo y brazos.

Cráter Raraku

De los muchos lugares de ensueño de Rapa Nui, Rano Raraku es el que más te hace soñar, desde la lejanía de la carretera, sorprende muchísimo ver la curiosa silueta del volcán y apreciar en sus faldas cientos de bloques de piedra de diferentes tamaños y formas.
Una perspectiva diferente de un lugar que siempre quise ver desde mis más tiernos años, con todas las enormes expectaciones que esto puede crear. Decir que Rano Raraku me sorprendió más de lo que mi imaginación había creado, es la mejor de las definiciones que puedo darle a este lugar, uno de lo más impresionantes, misteriosos y únicos de este planeta.

La guardería

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: