archivo

Archivo de la etiqueta: Ahu Tongariki

Entre ellos

Naranja y azul

Camino de ahu

Perfil nuboso

Caído en Tongariki

Lado

Verde Ahu

Hacia Tongariki

Mirada serena

Gallina

Manutara

Grandiosos

Cabezas extraterrestres

Disimulando

Luz lejana

Desde otro lado

Anuncios

Los parajes semidesérticos de la isla están salpicados por montañas, cráteres y volcanes extintos, y en prácticamente toda la costa se encuentran plataformas con moais en diferentes estados, a veces caídos pero en buena conservación y otras veces totalmente destrozados y casi engullidos por la tierra.

Cráteres

Pero de repente, en la lejanía, enormes cabezas que sobresalen por encima de la carretera van surgiendo una a una para mostrar el imponente aspecto de una plataforma ceremonial en su estado casi original, el Ahu Tongariki.

El perfil de los ancestros

La visión que se tiene al llegar es mágica, ubicado entre el mar y el volcán Rano Raraku, la gigantesca explanada acoge a 15 moais que miran hacia el volcán que les vió nacer con rostros prácticamente inexpresivos pero que a su vez expresan mil y una inquietudes al estar junto a ellos.
Porque a pesar de las explicaciones más o menos demostradas de cómo se transportaron los moai por toda la isla, las respuestas a las muchas preguntas que surge en lugares como éste no dejan de tener un halo de misterio inquietante.

Los 15

Posiblemente el lugar sea uno de los lugares más impactantes de la isla, sólo superado por la magia y ambiente misterioso de su vecino Rano Raraku.
Un lugar imposible de describir justamente, que se restauró de manera casi impecable y que cuenta con algunos petroglifos al oeste de la plataforma, la siempre evocadora compañía de caballos salvajes y, si tienes suerte, la más absoluta de las soledades, con la única compañía del viento y el sonido del mar.

Sector Tongariki

Una experiencia completa es madrugar y ver el amanecer aquí, o mejor aún, esperar a que caiga la noche e ir con la única compañía de la nada. Fuera de Hanga Roa la oscuridad es total, las estrellas se muestran en todo su esplendor y sólo la Luna ilumina un poco el lugar. Todavía recuerdo con un escalofrío la noche que fui con una linterna para hacer fotografías a los moai iluminándolos y mirar a mi alrededor y no ver prácticamente nada, sólo la leve silueta de Rano Raraku.
Una maravillosa experiencia que realza aún más a los 15 gigantes y al paisaje que los envuelve.

Luz

Perfil de las estrellas

Rayo de luz

La isla me parece lo más parecido a viajar por el espacio, el cielo se tiñe de estrellas cada noche y todo cuanto te rodea parece sacado de una extraña película de ciencia ficción. La nave es el planeta y su motor el campo gravitatorio, el destino siempre llega al mismo punto cada día, pero el viaje que ha hecho desde que ha salido la luz, hasta que se ha ocultado, ha sido tan especial que parece que nunca he visto amanecer y que jamás he visto una estrella.

Espacio